Food and Cook by trotamundos

27 diciembre 2011

Te queremos Ciro

Uno más de la familia

Hoy tenía un post programado, un delicioso bizcocho de chocolate que estoy segura que os habría encantado, pero lamentablemente el protagonista de este post es otro asunto, el que jamás hubiese deseado escribir, el que jamás hubiese esperado que llegara en estos días, y es que Ciro, mi “perro”, murió ayer, se puso enfermo la noche de nochebuena y el día de Navidad lo llevamos al hospital, nos dijeron que tenía que estar ingresado como mínimo hasta el martes, pero su edad le hizo no poder resistir más y ayer por la mañana dejó de estar con nosotros.

Desde ayer los días están siendo muy difíciles, se ha ido uno más de la familia, un amigo, un compañero que con su alegría y su amor nos llenó cada uno de los días que estuvimos junto a él, 12 años y 363 días, porque mañana hubiese sido su cumpleaños, 13 años. Todos estos años junto a él han sido precisos, lleno de mil anécdotas, mil detalles que sólo eran suyos …, tantas cosas que no podría escribirlas, Quique y yo no podemos dejar de recordar todas sus pericias, sus travesuras, lo inmensamente cariñoso que era con todos, lo que les gustaba jugar con los niños, como disfrutaba en el césped de la casa de mi madre,su enorme personalidad, y su preciosa carita, con su hermosa “sonrisa”, uno de los rasgos característicos de los Samoyedos, ya que la expresión de su cara y su boca parece que dibujan una eterna sonrisa …, y mil cosas más que no podría escribir en este post, entre otras cosas porque no tengo fuerzas para ello.

Entre tantas de sus anécdotas os contaré una que tiene relación con este blog, y es que cuando estaba fotografiando las recetas el siempre estaba a mi lado, siempre pendiente de mí, de cada movimiento, y cómo no, de sí le daba algo o se caía algo …, y claro, como en una sesión de fotos hay muchos ir y venir a la cocina, si falta este detalle o este otro, el seguía en el “escenario” y en muchas ocasiones, cuando volvía, me encontraba el plato vació¡¡ sin el trozo de tarta, de bizcocho, o con una galleta menos …,  y lejos de enfadarme, sólo me podía provocar una sonrisa, era tan glotón…, en fin, muchos recuerdos de su enorme compañía en todos y cada uno de los momentos de mi vida.

Desde aquí Quique y yo sólo podemos darte las gracias por todo el amor que nos has dado y por tantas cosas que nos has enseñado a lo largo de este viaje juntos. Te queremos Ciro.


195 ComentariosEnviado por: TROTAMUNDOS

23 diciembre 2011

Feliz Navidad

Os deseo que paséis una Feliz Navidad llena de alegría, felicidad y mucho amor junto a vuestros seres más queridos. Que la magia que solo en estos días nos envuelve a todos os haga disfrutar de estas fiestas, y que el año nuevo venga lleno de momentos maravillosos y muchos éxitos.

Felices Fiestas


45 ComentariosEnviado por: TROTAMUNDOS

20 diciembre 2011

Christmas Angel Food Cake

¿Cómo lleváis todos los preparativos de estos días?, en casa ya hemos decido el menú de nochebuena, y este año me toca preparar ensaladas, quizás algún que otro aperitivo y uno de los postres que tomaremos esa noche, así que estoy organizándolo todo bien para que no haya ningún imprevisto de última hora ya que entre el trabajo, los compromisos de estos días, el curso que estoy haciendo y otras muchas cosas me tienen un poco, digamos saturada¡¡, pero bueno, dentro de nada, ya estaremos más relajados y con unas mini-vacaciones¡¡

Ayer preparé el bizcocho preferido de Quique, su Angel Food Cake , toda una delicadeza de pastel, tan esponjoso y ligero que desaparece en un abrir y cerrar de ojos, además es también muy versátil, así que no dudé en preparar mi versión navideña del mismo, y añadí algunas frutas confitadas tan propias de estos días de navidad.

En centro histórico de Málaga hay una heladería llamada Casa Mira, la cual es todo un clásico en la ciudad, con muchos años de tradición y no sólo por sus helados, sino por sus turrones artesanales, uno de los mejores de la ciudad, así como por el pan de Cádiz, la torta de almendras y turrón, y  cómo no su deliciosa fruta confitada, realmente exquisita, especialmente la naranja.  

Este fin de semana pasado estuve allí y me traje un poco de todo, así que mientras iba en el  coche pensaba ¿que puedo preparar con ella?,  y como tenía pensado hacer el Angel food cake para Quique no dudé en combinarlo, y aunque era una apuesta segura tengo que decir que el resultado ha sido impresionante, está delicioso¡¡, y con un sabor tan navideño …

Para los que aún no hayáis probado este bizcocho, os animo a ello, es exquisito y con una textura tan esponjosa y ligera que te cautivará desde el primer bocado, en casa es uno de los que más hago, y desde que conseguí mi receta ideal, no he parado de versionarla en cuanto a aromas, y añadidos como el de hoy.   

Está elaborado principalmente con claras de huevo y su aporte calórico es mucho menor que el de otros bizcochos, algo que lo hace ideal si deseas tomar dulces más ligeros.  Su elaboración conlleva una serie de requisitos, los cuales podéis ver en este post donde lo explico todo más detalladamente.

A modo de postre resulta ideal acompañado de alguna salsa, ya sea a base de natillas, de chocolate o incluso de nata, y si os apetece con un poco de helado de vainilla, todas ellas le aportarán mucha suavidad y harán que vuestro Angel Food Cake, tome otra dimensión.

Espero que os animéis a probarlo, sin duda os lo recomiendo, ya que sé que será todo un éxito allá donde lo llevéis, es tan rico y su textura es tan diferente a todo lo que hayáis probado, que sé que os arrebatará el corazón tanto como a mí.

Nos vemos en unos días, con una última idea para estos días de fiestas, aún no sé cual será, porque aunque tengo varias opciones para publicar aún no me he decantado por ninguna, no sé publicar la tarta o unos postres que preparé hace unas semanas…, bueno ya veremos.  Espero que disfrutéis de este delicioso Christmas Angel Food Cake.

.

Christmas Angel Food Cake

150 gr. de harina

90 gr. de azúcar glas

170 gr. de azúcar

560 gr. de claras de huevo

1 + 1/2 cucharadita de cremor tártaro

1/4 cdta. de sal

2 cdtas. de vainilla líquida

Comenzamos cortando en cuadrados pequeños nuestra fruta confitada.  Reservamos. Seguidamente ponemos en un bol la harina y el azúcar glas, y lo mezclamos bien hasta que quede uniforme, lo tamizamos tres veces, este punto es muy importante ya que  esto nos hará que nos quede muy fina la mezcla,

En un procesador eléctrico ponemos nuestras claras de huevo, siempre a temperatura ambiente, y empezamos a mezclar a velocidad baja hasta conseguir que sean espumosas, luego añadimos la sal y el cremor tártaro y continuamos batiendo a velocidad media hasta que veamos que forma unos picos suaves, momento en el que iremos añadiendo el azúcar (normal) poco a poco, cuando veamos que está integrada, añadimos la vainilla líquida y continuaremos batiendo a velocidad alta, hasta que veamos que nuestras claras forman picos tiesos y firmes.

Ahora que ya tenemos nuestros dos elementos bases a punto procederemos a mezclarlos, ponemos las claras montadas en un bol amplio, de este modo nos será más fácil mezclarlo, y  añadimos  la mezcla de harina y azúcar a la masa en tres tandas, para ello pondremos una taza de harina en un colador y lo iremos rociando por la parte superior de las claras, seguidamente con una paleta iremos haciendo movimientos envolventes de abajo hacia arriba y de lado a lado, pero con mucho cuidado, realmente solo deben impregnarse ligeramente, pero en ningún caso batir, sino se nos bajarían las claras y nuestro pastel se estropearía, es algo similar a cuando mezclamos muffins, pero de una forma más delicada. Repetimos este proceso tres veces más, hasta terminar con toda la mezcla de harina. Finalmente añadimos la fruta confitada y mezclamos suavemente.

Ahora con nuestra mezcla ya terminada, lo pasamos al molde de rosca, importante no engrasarlo, estropearía el resultado final y no nos mostraría esa luz característica de él. Seguidamente con un cuchillo hacemos pequeñas inserciones por todo el rosco para eliminar posibles burbuja de aire que hayan podido quedar y lo introducimos en el horno, previamente precalentado a 175º, durante unos 55 minutos.

Pasado este tiempo, pinchamos con un palito y comprobamos que sale limpio, si es así, sacamos nuestro bizcocho y lo dejamos boca abajo si tenemos este molde de patitas, si no fuese así, pondremos la boca del centro del molde sobre una botella, lo dejamos enfriar por completo. Esto hace que recircule el aire por el bizcocho y aumente su esponjosidad.

Una vez frío, pasamos un cuchillo por el contorno del molde y lo desmoldamos sobre una rejilla, lo decoramos con fruta fresca o azúcar glas, eso ya os lo dejo a vuestro gusto y lo pasamos al plato donde lo vayamos a presentar.


85 ComentariosEnviado por: TROTAMUNDOS

Post Anterior Siguiente Post