Food and Cook by trotamundos

6 febrero 2012

Crumble mediterránea y pudín de tapioca de coco y chocolate

Después de un fin de semana de frío comenzamos la semana con mucha energía, y es que tras un merecido descanso en casa, he podido disfrutar de esos pequeños placeres que tanto se echan de menos cuando la vida se acelera más de lo deseado.  Poder disfrutar plácidamente en el mercado, es una de las cosas que me encanta hacer los fines de semana, así como disfrutar de ese momento de relax en la librería o los pequeños descubrimientos en mi ciudad, son momentos mágicos, que me gusta saborear sin prisas, como ha sido esta semana.

Uno de los ingredientes fundamentales en mi dieta son los tomates, en casa nos encantan tanto en ensaladas como en salas, horneados o incluso en zumos, sin duda es una de esas verduras que tienen un sinfín de posibilidades.

Esta semana preparé una crumble salada, un plato que me encanta y que en casa lo suelo preparar cada semana, especialmente en invierno ya que los platos horneados apetecen de manera especial. En el blog tengo otra crumble salada que preparé hace algún tiempo, con calabaza, os dejo aquí el enlace por si os apetece, es exquisita.

Son platos muy versátiles que podéis preparar  con multitud de ingredientes y combinar a vuestro antojo.  A mí me encantan las de verduras, con un toque de hierbas aromáticas y queso, pero podéis hacerlas de lo que más os guste.

Esta semana la preparé con estos ricos tomates cherry llenos de sabor y tan aromáticos que hicieron que este horneado fuera de lo más delicioso, además le añadí unos ajos frescos que compré en el mercado, un poco de queso de cabra para el relleno y unas hojas de albahaca.  Esta mezcla de sabores la hizo irresistible y llena de sabor, os la recomiendo.


Las migas normalmente están elaboradas con harina y mantequilla, por lo que podemos aromatizarla y darle un toque especial con un poco de queso, yo en esta ocasión le puse parmesano, así como con hierbas aromáticas como el tomillo, romero, salvia, o cualquier otra que os apetezca y que tengáis en casa.

En ocasiones he ido experimentando con distintas mezclas, y he introduciendo especias, pronto publicaré una que hice a finales del año pasado con algunas nuevas mejoras que he ido perfeccionando durante estos meses.

Y para finalizar nuestra comida, nuestro postre favorito, pudín de tapioca, irresistible, sencillo, rápido, versátil y además ligero algo que siempre viene muy bien, porque terminar la comida con un postre suave y es siempre un añadido.

Seguro que muchos aún no habréis probado la tapioca, así que os invito a hacerlo ya, es irresistible¡¡ y además admite muchas variantes, como esta que os muestro hoy, con una base de leche y crema de coco, muy suave, y chocolate, una unión que para mí es exquisita.

La tapioca la encontrarás en cualquier supermercado, es barata y si aún no la has probado te aseguro que será todo un descubrimiento, porque los pudín de tapioca son deliciosos.  Su textura es ligeramente gelatinosa, aunque depende también de la cantidad que le añadas, ya que si añades mucho te quedará más agolpada y si le pones menos conseguirás un postre suave, como este que he preparado. Prúebala y me cuentas.

Espero que halláis tenido un buen comienzo de semana, ya que al parecer se presenta bastante fría.  Besos, para todos, nos vemos en unos días¡¡

.

Crumble Mediterránea
.
Para el relleno
1 kilo de tomates cherry
5 ajos frescos
150 gr. de queso rulo de  cabra
5 hojas de albahaca
1 cdta de sal maldón
3 cdtas de vinagre balsámico
Para las migas
270 gr. de harina
170 gr. de mantequilla
100 gr. de queso parmesano
1 cdta de sal
10 hojas de albahaca fresca
Enjuagamos los tomates, los secamos y los ponemos en la fuente donde lo vayamos a hornear, añadimos el queso rulo en trocitos pequeños, lo ajos frescos cortados en trozos pequeños, la albahaca cortada en trocitos, la sal y lo rociamos con el vinagre.
Preparamos la migas que constituyen la crumble, para ello ponemos en un bol la harina, la sal el queso parmesano rallado y la mantequilla y lo vamos mezclando con los dedos, hasta que quede algo parecido a bolitas o migas de pan.
Continuamos añadiendo la albahaca picada y la incorporamos a la masa hasta conseguir que nos quede una mezcla homogénea. Lo cubrimos con un film transparente y lo refrigeramos durante 30 minutos.
Rociamos nuestro molde con la masa de migas que hemos preparado y lo metemos en el horno, previamente calentado a 190º, posición media, durante 45 minutos o hasta que veamos que la superficie adquiera un tono dorado.
.
Pudín de tapioca de coco y chocolate
.
250 ml. de leche de coco
750 ml. de leche
115 gr. de tapioca
170 gr. de azúcar
1 huevo
Salsa de chocolate
100 gr. de chocolate
50 gr. de nata líquida
30 gr. de mantequilla

Ponemos la leche y la crema de coco a calentar y cuando rompa a hervir, añadimos la tapioca y el azúcar. Vamos removiendo todo lentamente, durante siete minutos exactos.

Pasado este tiempo lo retiramos del fuego y dejamos reposar unos 3 minutos, añadimos el huevo batido y lo removemos muy bien para que quede bien impregnado toda la leche con el huevo. Es importante esperar el tiempo de reposo cuando lo retiramos del fuego, sino el huevo podría quedar hecho hilos.

Para la salsa de chocolate, ponemos la nata y la mantequilla en un cazo y calentamos pero sin dejar que llegue a hervir. Agregamos el chocolate cortado en trocitos y lo removemos hasta que la salsa quede homogénea.

Vertemos en los vasos la tapioca y lo cubrimos con un poco de  salsa de chocolate y lo refrigeramos durante al menos 2 horas.

A mí me gusta servir la salsa de chocolate en el momento de tomarla, con lo cual refrigero sólo la tapioca y preparo la salsa en el momento de servirlo (esto lo hago especialmente cuando tengo invitados)

Disfrutadlo


51 ComentariosEnviado por: TROTAMUNDOS

3 febrero 2012

Todo sobre el queso, por Fiona Beckett

Frío muchísimo frío es lo que nos espera este fin de semana, así que he pensado que nada mejor que un magnífico libro para disfrutar de un buen rato de lectura, además si este viene lleno de exquisitas recetas con queso, ya está todo dicho, ¿no crees?.   Todo sobre el queso de Fiona Beckett es el libro ideal para todo ello.

Como ya sabéis me gusta mucho la lectura y la compra de libros en casa es algo habitual, también los de cocina, porque tengo que admitir que me fascinan, me enseñan mucho y sin duda me hace probar nuevas recetas.  Compartir con todos vosotros mis aventuras es algo que me encanta y hoy como en otras ocasiones os cuento mis sensaciones con este libro.

Este libro me gusta por muchos motivos, primero porque su autora Fiona Beckett ya me cautivó en otro de los libros que tengo de ella, Queso de la fondue al pastel de queso, segundo porque la primera mitad de este libro, nos habla del maravilloso mundo del queso, explicándonos su elaboración, los distintos tipos que existen, qué beber con cada uno de ellos, nos enseña el modo de presentar una tabla de quesos, así como sus variantes, presentaciones por si tenemos invitados en casa, etc, y tercero porque la segunda mitad está llena de deliciosas recetas elaboradas con queso.  Un excelente libro muy completo y accesible del que no puedo más que recomendarlo. 

Su autora Fiona Beckett, es una prestigiosa periodista gastronómica y especializada en vinos, editora de la revista Decanter, la cual escribe en prestigiosas revistas de cocina y vino, así como para varios periódicos como The Times, The Guardian, etc.

Su web, la cual visito desde hace ya mucho tiempo, Matching food and wine, es espléndida, así como su blog dedicado en exclusividad al queso, The cheese lover, el cual es todo un derroche de información e ideas de las que estoy segura disfrutaréis.  Ambas son excepcionales y no podéis dejar de visitarlos, estoy segura que os gustará.

Entre sus recetas hay exquisitos platos de siempre, otros más actuales y una gran variedad de quesos para ser utilizado con ellos. Algunos ejemplos son sus macarrones con queso súper crujientes, la tartiflette, el gratinado de acelgas con parmesano, el pan rápido de calabacín, feta y menta, así como sus sopas, ensaladas, tostadas, marinados, etc …

En unos días os pondré una de las recetas que preparé de este libro, tremendamente sencilla y tan deliciosa que no puedo más que compartirla con todos vosotros.

Espero que disfrutéis del fin de semana que se presenta muy muy acogedor.  

Love


26 ComentariosEnviado por: TROTAMUNDOS

27 enero 2012

Berenjenas con buttermilk y panna cotta de buttermilk con grosellas [eggplant with buttermilk sauce by Ottolengui]

Hace unos meses os comenté que el verano pasado estuve en varios de los restaurantes que Ottolengui tiene en Londres y que su libro Plenty  me tenía totalmente cautivada, tanto es así, que ya he probado buena parte de las recetas que componen este libro y a día de hoy siguen impresionándome cada una de ellas. Para mí es un libro mágico, que me hace disfrutar plenamente de las verduras, las cuales admito que me apasionan y aquí encuentro una gran variedad de preparaciones, todas exquisitas.

Hoy os pongo la primera receta que hice de este espléndido libro, las berenjenas con salsa buttermilk que aparecen en la portada,  y que sin duda te seducen nada más ves el libro.

La receta es tremendamente deliciosa y tan sencilla que no me extraña que esté en la portada del mismo, sin duda nada más la pruebas sientes que no será la última vez en prepararla  y que va a formar parte de tu recetario.  

Para los amantes de las berenjenas este plato será un disfrute absoluto, además de una forma muy sana de tomar esta deliciosa verdura.  Su preparación es sencilla, así como la elaboración de la salsa, la cual forma un tándem perfecto con las berenjenas y hace que el plato sea suave y refrescante y como bien nos recomienda el libro resultan perfectas acompañadas de pan de pita

Para culminar la receta, se espolvorean las berenjenas con Za’atar, una mezcla de especias muy utilizada en la cocina árabe, la cual no es muy común encontrarla en nuestros mercados pero sí que podemos hacerla de forma casera sin mayor complicación. Existen muchas variantes de esta mezcla según las regiones, pero sus ingredientes bases son tomillo, sésamo, zumaque y sal, con ellos podéis formar vuestra propia mezcla.  Si tenéis problemas para encontrar el zumaque podéis sustituirlo por un poco de ralladura de limón.

En esta receta Ottolengui nos cuenta una de las técnicas más sencillas para desgranar la granada según la técnica del chef Sami Tamini, la cual tengo que decir que me ha dejado sorprendida por su facilidad, sin duda me ha hecho mirar con otros ojos esta fruta, que en ocasiones me resultaba un poco tediosa desgranarla, y diréis ¿en que consiste?, pues bien se trata de partir por la mitad la granada y sujetarla con las manos con la parte del corte hacia abajo y por la parte de arriba darle golpes con una cuchara de madera, de este modo los granos van cayendo sobre nuestra mano sin esfuerzo alguno.

Y aprovechando que compré buttermilk, y para redondear stel menú sano y ligero que tanto apetece después de los días de exceso tras las fiestas, nada mejor que una panna cotta de buttermilk, suave, ligera y tan apetecible para culminar  cualquier comida.

Esta panna cotta resulta perfecta acompañada de un poco de fruta acida, ya que contrasta magníficamente bien con ella, yo utilicé unas grosellas que tenía en casa, pero podéis utilizar la fruta que más os guste.  El toque de los frutos secos también le sienta genial.

Espero que disfrutéis de estas deliciosas recetas y que os animéis a prepararla, estoy segura que las disfrutaréis muchísimo, especialmente si os apetece disfrutar de un menú sano y ligero. Disfrutad de este maravilloso fin de semana.

.

Berenjenas con buttermilk

2 berenjenas

80 ml de aceite de oliva

1’5 cdta. de tomillo fresco

1 granada

1 cdta. de za’atar  (mezcla 1 cdta. de sésamo, ralladura medio limón, 1/2 cdta de tomillo fresco, triturar todo)

Sal Maldon

Salsa

9 cdas. de buttermilk

120 gr. de yogurt

1’5 cdta de aceite de oliva

1 ajo pequeño 

sal 

Cortamos las berenjenas por la mitad y con la ayuda de un cuchillo bien afilado hacemos incisiones en forma de rombo sobre la misma, seguidamente las pincelamos con el aceite de oliva impregnándolas bien y las rociamos con la sal y el tomillo fresco.  Lo depositamos sobre la bandeja que vayamos a utilizar la hornear y las introducimos en el horno precalentado a 205º durante 40 minutos.

Preparamos nuestra salsa de buttermilk, y para ello empezamos cortando el ajo en trozos pequeños.  En un bol ponemos todos los ingredientes y lo mezclamos hasta integrar, reservamos en el frigorífico hasta que nuestras berenjenas estén asadas.

Desgranamos las granadas, podemos utilizar la técnica de Sami Tamini’s, y reservamos.

Transcurrido el tiempo, sacamos las berenjenas y las rociamos con la salsa, las granadas y un poco de za’atar.  Las servimos de inmediato.

.

Panna cotta de buttermil y grosellas

2 cdtas de gelatina neutra (sin sabor)

3 cdas. de agua templada

350 ml. de nata

120 gr. de azúcar

400 ml. de buttermilk

1 vaina de vainilla

grosellas

Ponemos a hidratar la gelatina y para ello ponemos en un bol la gelatina junto con el agua templada. 

En un cazo ponemos la nata junto con el azúcar y la vaina de vainilla cortada por la mitad,  y calentamos hasta que el azúcar se disuelva.  Seguidamente añadimos la gelatina hidratada y removemos hasta disolver.

Añadimos la buttermilk y mezclamos hasta que nos quede una mezcla uniforme.  

Dividimos la mezcla en los moldes o vasos que vayamos a utilizar y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente, seguidamente lo introduciremos en el frigorífico durante al menos 4 horas. Le añadimos un poco de fruta fresca antes de servir.


45 ComentariosEnviado por: TROTAMUNDOS

Post Anterior Siguiente Post