Food and Cook by trotamundos

24 noviembre 2014

Tarta de chocolate y almendras

Tarta de chocolate y almendras, Food and Cook

Quedan tan sólo unos días para comenzar la Navidad, y aunque a muchos, aún nos cuesta creerlo, lo cierto es que es así, en cuestión de días comenzamos diciembre y con ello, el ritual de cada año en cuanto a planificación. Son días de organizar nuestras reuniones y encuentros, y cómo no, de elegir el menú para estas fiestas.

Esta tarta de chocolate es una de las  preferidas en casa, tanto por la suavidad de la misma, como por la unión de sabores de almendras y chocolate que tanto nos gusta. 

En esta ocasión la he presentado con pinceladas navideñas, añadiendo pequeñas galletas en forma de estrella, aunque podéis coronarla con ganaché de chocolate, perfecto para los muy chocolateros, entre los que me incluyo y encuentro que la hace perfecta.

Tarta de chocolate y almendras, Food and Cook

Espero que disfrutéis de esta suculenta tarta de chocolate y almendras, perfecta para disfrutar en estos días de fiestas.

.

TARTA DE CHOCOLATE Y ALMENDRA

Masa Sablée

200 gr. de harina

140 gr. de azúcar glas

160 gr, de mantequilla a temperatura ambiente

40 gr. de almendras molidas

2 yemas de huevo

1 vaina de vainilla

1 pizca de sal

Relleno

120 g de yemas de huevo

120 g de azúcar

30 g de miel

180 g de claras de huevo

250 g de almendras trituradas

50 g de cacao en polvo

6 g de levadura en polvo

120 g de mantequilla

200 g de chocolate de cobertura

Mermelada de naranja

Naranja confitada

Preparamos la masa

En un bol mezclamos la harina, el azúcar glas, la sal y las almendras molidas hasta conseguir una mezcla uniforme. Reservamos. Cortamos la vaina de vainilla por la mitad en forma longitudinal y raspamos con la ayuda de un cuchillo el interior para extraer las semillas. Reservamos.

Ponemos en el bol de nuestro robot (o en la mesa de trabajo si lo hacéis a mano) la mezcla de harinas, hacemos un hueco en el centro y añadimos la mantequilla cortada en cuadrados junto con la vainilla. Mezclamos los ingredientes hasta integrar ligeramente, y seguidamente añadimos las yemas de huevo, mezclamos hasta que nos quede una masa uniforme y lisa (no debemos de trabajar en exceso la masa, sólo lo justo hasta ver que están los ingredientes bien integrados).

Una vez terminada, dejamos reposar nuestra masa en el frigorífico para que adquiera mayor consistencia, tapada con film transparente, durante 30 minutos aproximadamente.

Ahora que la masa ha reposado, la sacamos del frigorífico y la aplastamos con la palma de la mano un poco antes de extenderla con el rodillo. Enharinamos nuestra superficie de trabajo, y estiramos con la ayuda de un rodillo hasta forma un círculo.

Engrasamos el molde que vayamos a utilizar ya sea con spray antiadherente o pincelándolo con un poco de mantequilla y luego espolvoreándolo con harina (tira el exceso de harina sobrante).

Depositamos nuestra masa en el molde que vayamos a utilizar, cubrimos el fondo y las paredes de esta, retiramos el exceso sobrante.  Tapamos el molde con film transparente y lo introducimos nuevamente en el frigorífico durante 30 minutos más.

Transcurrido ese tiempo, sacamos nuestro molde del frigorífico y lo horneamos “à blanc” o lo que es lo mismo, sin el relleno.  Lo introducimos en el horno, precalentado a 180º, durante 20 minutos aproximadamente.

 

Preparamos el relleno

Montamos las claras de huevo con la mitad del azúcar hasta conseguir una textura de punto de nieve. Reservamos.

En un bol batimos las yemas con el resto del azúcar y la miel hasta conseguir una textura uniforme, seguidamente incorporamos las claras montadas a punto de nieve a la masa y mezclamos hasta incorporar.

Fundimos el chocolate junto con la mantequilla y dejamos atemperar.  Una vez alcanzada dicha temperatura, añadimos a las almendras trituradas, el cacao en polvo y la levadura, mezclamos. Incorporamos suavemente esta mezcla a la anterior hasta obtener una masa esponjosa y ligera.

 

Montaje de la tarta y horneado

Extendemos sobre el fondo de la base una capa fina de mermelada de naranja  y sobre ella disponemos la naranja confitada cortada en cuadrados pequeños,  seguidamente añadimos el relleno  y lo horneamos durante 35 minutos a 180º.

NOTA: Si queréis decorarla con galletas de estrellas, tan sólo tenéis que reservar un poco de la masa sablée, y con ayuda de un cortador realizar formas según vuestro gusto.  La disponemos sobre el relleno y seguimos las instrucciones según las indicaciones de la receta.


Etiquetas: , , ,

11 ComentariosEnviado por: TROTAMUNDOS

20 octubre 2014

Nutella and banana bread pudding (Pudin de nutella y plátano)

Pudín de nutella y platana, Food and Cook

Pudin de nutella y plátano, Food and Cook

 

Una de las cosas que más me gustan de la cocina de otoño son sus horneados, y el bread pudding es uno de esos platos que durante estas fechas no faltan en casa, ya sea en su versión dulce, como esta que os traigo hoy con nutella y plátano, o en su variante salada. Ambas son deliciosas y admiten muchísimas variaciones, algo que lo hace aún más irresistible, ya que podrás recrear un sinfín de versiones según temporada, gustos de tus comensales, etc.

Esta versión que os traigo hoy es deliciosa, la nutella y el plátano es una combinación infalible que gusta a casi todos!, e idónea para una merienda en casa en estos días de otoño, ya que se sirve tibio.  Como postre es ideal acompañado de un poco de helado o unas natillas ligeras.

Este es un postre que se realiza con pan en su forma más tradicional, pero que  podéis elaborar con otros ingredientes bases, como el croissants, brioche, o cualquier otro tipo de bollería.

Pudin de nutella y plátano, Food and CooK

 

Espero que disfrutéis de este postre tan otoñal, acompañado de lo que más os guste!

.

Pudin de nutella y plátano (Nutella and banana bread pudding)

para 6-8 personas

1 baguette

2 plátanos

4 huevos

nutella (esta cantidad varia dependiendo de la cantidad que pongas en cada rebanada de pan)

250 ml. de nata líquida

450 ml. de leche

150 gr de azúcar blanca

50 gr de azúcar morena

150 gr. de nueces

2 cdtas. de pasta de vainilla

una pizca de sal

2 cdas. de licor de avellanas frangelico (opcional)

.

Engrasamos con mantequilla una fuente apta para el horno.

Cortamos la baguette en rebanadas no demasiado gruesas, las untamos con la crema nutella (sed generosos en este punto), formamos pequeños bocadillos.  Reservamos. 

Cortamos el plátano en rodajas. Reservamos.

Depositamos sobre el recipiente que vayamos a utilizar el pan, alternándolo con el plátano y las nueces.

En un bol, agregamos los huevos, los batimos y seguidamente añadimos la leche, la nata, la pasta de vainilla, el licor y el azúcar, batimos hasta que todos los ingredientes estén integrados.

Vertemos esta mezcla sobre el pan y lo dejamos reposar durante unos 15 minutos, para que nuestro pan lo impregne.  Durante ese tiempo vamos presionando el pan con cuidado para que lo absorba bien por la parte superior.

Lo introducimos en el horno, precalentado a 190º, durante unos 30 minutos.  Este debe de quedar ligeramente dorado por la parte superior.  Retiramos del horno y lo espolvoreamos con azúcar glas.

Lo servimos tibio acompañado con un poco de helado y jarabe de arce, o si lo prefieres con nata montada o unas natillas ligeras.


Etiquetas: , , ,

15 ComentariosEnviado por: TROTAMUNDOS

23 septiembre 2014

Sopa de ajo cremosa con huevos escalfados

Sopa de ajo cremosa con huevos escalfados. Food and Cook

Una de las cosas que más me gustan cuando llega el otoño es disfrutar de sus sopas, es uno de los platos más reconfortantes que existen y en casa no suelen faltar nunca por estas fechas.  Ya sea a la hora del almuerzo o en la cena siempre disfrutamos de una buena sopa bien caliente!.

La receta que os traigo hoy es sencilla, pero deliciosa y sin duda una forma diferente de disfrutar de una sopa de ajos. Esta es una versión suave y cremosa, que junto con el huevo escalfado y el pan hacen de ella un plato completo y exquisito que podrás preparar en cualquier ocasión, incluso si tienes invitados.

Sopa de ajo cremosa con huevos escalfados. Food and Cook

Sopa de ajo cremosa con huevos escalfados.  Food and Cook

Esta versión incluye entre sus ingredientes el queso, algo que le aporta mucha suavidad al plato y suaviza el carácter intenso de los ajos, consiguiendo así una sopa cremosa y suave que armoniza a la perfección con el coronado final de la misma, el pan y los huevos escalfados.

Sin duda el queso es uno de los ingredientes claves de esta sopa para obtener esa cremosidad que la caracteriza.  En esta ocasión he utilizado queso Idiazábal, pero podéis añadir cualquier otro, ya sea un buen queso  manchego curado o incluso parmesano.  Si utilizáis éste último, no lo compréis rallado, el sabor es mucho más intenso y aromático si lo rallamos nosotros en casa.

Sopa de ajo cremosa con huevos escalfados. Food and Cook

Espero que disfrutéis de esta sencilla y delicada sopa que podéis presentar a vuestros comensales más exigentes, y cómo no, sorprenderles con una sopa de ajo cremosa y aterciopelada. 

Y antes de finalizar no quiero olvidarme que en octubre comienza una nueva edición de mi curso de estilismo para fotografía gastronómica. Aquí tenéis toda la información, aún así en breve os hablaré más sobre el mismo.

.

RECETA DE SOPA DE AJO CREMOSA CON HUEVOS ESCALFADOS

para 4 personas

1 cabeza de ajos mediana

1 chalota pequeña

1 hoja de laurel

varias ramitas de tomillo fresco

750 ml. de agua

750 ml. de caldo de pollo

6 yemas de huevo y

100 g de queso Idiazábal o un buen queso curado

sal

pimienta blanca

4 huevos para escalfar

4 rebanadas de pan

Pelamos la chalota y la cortamos en trozos pequeños.  Reservamos.

Pelamos los ajos y los laminamos. Reservamos.

Rallamos el queso parmesano.  Reservamos.

En una olla grande ponemos un poco de aceite de oliva y añadimos la chalota, salteamos ligeramente y añadimos los ajos, seguimos cocinando hasta que los ajos empiecen a coger un ligero tono dorado (cuidado en este punto, debemos de tener la precaución de que los ajos no se doren en exceso, ya que esto arruinaría el sabor de nuestra sopa).  Salpimentamos, en esta ocasión he utilizado pimienta blanca para que no añada color a nuestra sopa.

Seguidamente añadimos el agua, el caldo de pollo, la sal, la hoja de laurel y las ramas de tomillo lo llevamos a ebullición y reducimos a fuego medio tapamos ligeramente y lo dejamos cocinar durante 30 minutos. Transcurrido el tiempo, retiramos las hierbas.

En un bol ponemos las yemas de huevo y el queso parmesano, batimos hasta obtener una mezcla uniforme.  Vamos añadiendo poco a poco el caldo caliente a la mezcla y seguimos batiendo hasta que nos quede una masa ligera.

Agregamos lentamente esta mezcla a la cacerola y removemos hasta integrarla en el caldo. Finalmente batimos con nuestra batidora y rectificamos de sal si fuese necesario.  Servir de inmediato.

Para escalfar los huevos, ponemos una olla con abundante agua y 3 cucharadas de vinagre de vino blanco, lo llevamos a ebullición.

Cascamos los huevos en un bol pequeño y lo deslizamos suavemente en el agua, lo dejamos cocinar durante unos 2 minutos aproximadamente. 

Para dorar el pan, primero lo cortamos en rebanadas y lo introducimos en el horno a unos 170º hasta que adquiera un tono dorado.

Servimos nuestra sopa con el pan, los huevos escalfados y unas gotas de aceite de oliva sobre la misma.

NOTA: Si necesitáis calentarla con posterioridad, debéis de hacerlo a fuego lento, ya que puede cortarse si lo hacemos a fuego fuerte.

 


Etiquetas: , , ,

22 ComentariosEnviado por: TROTAMUNDOS

Post Anterior Siguiente Post